“Deseo o Tentación”… ¡Una continua elección!

¡Así es la vida!: éste o aquel, voy o no voy, me quedo o no me quedo, lo hago o no lo hago, se lo digo o no se lo digo… y miles de ejemplos más… Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos nos pasamos el día, satisfaciendo nuestros deseos. Lo “malo”, es que hay “deseos” y hay “tentaciones”, como también existen los “ángeles” y los “demonios”… Nos pasamos la vida eligiendo. A priori, parecen decisiones sin más.

Sin embargo, detrás de cada elección, hay implícito dos aspectos esenciales que, de una forma u otra, nos llevarán al mismo lugar, aunque la experiencia en el trayecto sea completamente distinta…

  Sigue leyendo

Una nueva “segunda” oportunidad…

Hace diez años, el 3 de marzo de 2005, tuve un accidente que pudo costarme la vida de no haber sido porque esa voz interior, esa que todos tenemos aunque muy pocas veces escuchamos, en realidad fue mí alma, ¡¡sí!!, esa que a veces pasa inadvertida, me avisase de que fuera a comprarme un casco, pues mí medio de transporte era un quad en el cual no era obligatorio llevarlo puesto y a mí, “algo” vanidoso, me gustaba que se me viera la cara…

Sigue leyendo

Historia Basada En Hechos Reales… ¡FELIZ!

IMG_2724

Hace un año, exactamente a éstas horas, estaba cerrando las puertas del negocio que mantuve abierto durante 14 años. Fue algo por lo que no recomiendo ni deseo a nadie tener que pasar… 20 años trabajando todos los días de mi vida y, de pronto, me vi en la calle, sin ni tan siquiera derecho al paro (era autónomo) y sin ninguna opción de seguir pagando todas las deudas que tenía contraídas y que mientras te van bien las cosas, jamás imaginas que no podrás pagar. Tuve que dejar de pagar mi hipoteca, vender el coche, me cancelaron todas las tarjetas de crédito, y pasé a formar parte de las famosas listas negra (morosos) de éste maravilloso país. Si, así es, soy un moroso. Y aunque mi voluntad es pagar, no puedo hacerlo.

  Sigue leyendo

Hoy es el día… Y ahora es el momento…

Levantarse un sábado… La alergia ha remitido (vaya días atrás…)
Haber dormido casi 7 horas… (Los fines de semana duermo 3, el día que más…)
Abrir la persiana y encontrarse un día así… (Sol y luz… e incluso, algo de ¡¡calor!!).
Desayuno que no se lo salta un gitano… (Desayunar, ¿hay alguna comida mejor?).

Sigue leyendo